Errores que debes evitar en el mantenimiento de tu motocicleta

Muchas personas piensan que tener motocicletas implica únicamente subirse a ellas y moverse de un sitio a otro, mientras que, tener una motocicleta en buenas condiciones, requiere prestar mucha atención a muchas cosas y una de las principales es su mantenimiento.

No obstante, llevar de manera correcta el mantenimiento de tu moto, implicará fijarse con mucha atención en varios detalles que en muchas ocasiones se pasan por alto y que podrán afectar no solo a tu salud, si no a tu copiloto de viajes.

¿Cuáles son los errores más comunes en el mantenimiento de una moto?

Estos errores pueden influir directamente en tu economía al tener que reparar los daños por un mal mantenimiento, hay ciertos errores comunes que deberás evitar a toda costa:

  • No verificar el nivel del aceite: El mayor de los errores que cometen en el mantenimiento básico de una motocicleta, es el de no verificar de una manera frecuente el nivel de aceite del motor.

Es un procedimiento muy sencillo y muy rápido, que te pueden evitar muchos dolores de cabeza, si tu motor no tiene la suficiente lubricación, rápidamente se dañara, y de manera irremediable además.

Si te quedas sin aceite, la cantidad de dinero que te costará la reparación puede ser muy elevada, y además te pondrás en grave peligro si te ocurre en plena marcha.

  • No usar un aceite apropiado: Un motor debe llevar la cantidad de aceite justo, pero no menos vital es que ese aceite sea el apropiado, no todos los motores necesitarán las mismas viscosidades y aditivos, existen motores que necesitarán aceites muy específicos para poder mantenerse en óptimas condiciones.

Para esto debes verificar el aceite recomendado por el fabricante, y respetar el marcado.

Ten en cuenta que no se puede mezclar nunca distintas viscosidades, esto te puede generar burbujas al mezclarse y recalentarse de manera sistemática reduciendo la lubricación, favoreciendo el desgaste prematuro y hasta roturas.

  • No revisar el nivel de refrigerante: para que tu motocicleta funcione correctamente, debes estar muy pendiente de los niveles de líquidos que necesita, si tu motocicleta está refrigerada por liquido te conviene que verifiques también el nivel de refrigerante, sobre todo en esas épocas de temperatura extremas tanto en frío como en calor.

Si tu radiador no tiene el suficiente anticongelante no se disipará todo el calor debido al verano y eso afecta totalmente el rendimiento de tu motor.

Además si el nivel es demasiado bajo puede ser que tengas una fuga, ya sea a través de la bomba de agua o por una fisura en la culata.

  • El tensado y el engrase de la cadena: La cadena de tu moto es el elemento sometido a mayores esfuerzos y que más se pasa por alto en muchos casos, es de suma importancia que esté bien lubricada y con la tensión debida.

Esto minimizará el desgaste de todo el kit de arrastre, compuesto por el piñón de ataque, la corona y la cadena.

Existen motos que llevan sistemas de engrase automático, pero en cualquier caso debes estar pendiente, también debes asegurarte tener la tensión correcta y regularla cuando tenga demasiada holgura, con esto evitarás que se salga.

Debes tener mucho cuidado de no tensarla demasiado para que evites que se parta o se desgaste prematuramente.

  • No revisar el deterioro de las pastillas y los discos de freno: Esto deberás hacerlo principalmente por tu seguridad, quedarse sin frenos es una sensación muy desagradable cuando vas en marcha.

A propósito del grave peligro que corres, si dejas las pastillas de freno se desgaten mucho dañarán la superficie del disco y te tocará cambiarlos con el consiguiente desembolso económico.

Debes agacharte de vez en cuando para que compruebes el espesor de los ferodos de las pastillas de freno, esto te ahorrará dinero y disgustos.

  • No hacer mantenimiento a las suspensiones: Si tu moto lleva horquillas telescópicas llevará retenes, y si lleva retenes para mantener el aceite dentro de la barra, estos se podrán agrietar o rasgar.

Una de las consecuencias de que esto suceda es la suciedad que se acumula en los guardapolvos, si los limpias habitualmente, los retenes tendrán una buena salud por mucho más tiempo.

Si se llegan a romper, la fuga de aceite te obligará también a cambiar las pastillas de frenos, en el caso de que lleguen a impregnarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *