😍😍😍😍 Estar enamorado podría salvarte del Covid-19, asegura la UNAM

Foto: Especial.
  • Estar enamorado produce múltiples procesos químicos que incluyen al sistema inmunológico, entrar a este estado crea una resistencia ante el virus del Covid-19.

Ciudad de México.- Debido a que durante las primeras fases del enamoramiento en nuestros cuerpos suceden múltiples procesos químicos que incluyen al sistema inmunológico, estar en este estado hace que nuestra resistencia ante el virus del Covid-19, así lo informa un boletín de la UNAM.

Por medio de una videoconferencia nombrada “Los ingredientes bioquímicos del amor”, Ignacio Camacho Arroyo, académico de la Facultad de Química de la UNAM comentó que el enamoramiento aumenta las defensas.

Todo esto se debe a que durante esa etapa se incrementa la expresión de los genes que están involucrados en la respuesta inmunológica.

“En esta etapa vamos a tener más defensas contra cualquier microorganismo”, indicó Camacho. “Si estamos enamorados y nos enfermáramos de Covid-19, por ejemplo, es mucho más probable que podamos resistir al virus”, cometa el académico.

El amor, detalla en el boletín, es un fenómeno en el que participa todo el organismo. De esa manera el cerebro y distintas glándulas producen mensajeros químicos que se comunican entre sí.

El amor y sus fases
El amor tiene tres fases: el enamoramiento, el amor pasional o de consolidación y el amor de compañía.

Es durante el enamoramiento que se modifica la actividad cerebral de manera selectiva en distintas regiones del sistema nervioso central.

El hipotálamo es el encargado del despliegue de la conducta sexual.

“Cuando se está en la etapa inicial del enamoramiento, la percepción de la realidad es un poco diferente de lo que ocurre, pero esta activación o desactivación de las zonas del cerebro no dura toda la vida”, comenta Camacho Arroyo.

“En los mamíferos, particularmente los homínidos, el amor de pareja en muchos casos llevará a la procreación; en cambio, el amor filial es importante para el cuidado de las crías en etapas muy tempranas del desarrollo”, finaliza el académico.

 

Con información de El Heraldo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *