Señor presidente… acá tenemos otras cifras

Astrolabio Político/Por Luis Ramírez Baqueiro.

“Todo poder excesivo dura poco.” – Lucio Anneo Séneca.

Una vez más el Palacio Nacional es testigo de las elucubraciones de su residente.

El Patio Central fue el espacio propicio para que Andrés Manuel López Obrador dirigiera un mensaje al pueblo de México en el marco de su II Informe de Gobierno.

Lo esperado sucedió, el presidente hablo, hablo y hablo…

En los hechos la realidad que afecta a 120 millones de mexicanos, dista mucho de la imagen preclara del responsable de la Cuarta Transformación.

El escenario de optimismo simulado que vende el Ejecutivo Federal se constriñe con la realidad de las cifras de los expertos.

Mientras ufano el mandatario afirma ser el padre de la honestidad y la transparencia, pues él fue el primero de hablar de acabar con la corrupción, ni el mismo lo creé.

Y si porque no fue el quien hablo de esos temas en México.

Fue en tiempos del desaparecido Miguel de la Madrid cuando el tema escalo a niveles nacionales. Al punto de promover una reforma constitucional para combatir la corrupción entre funcionarios públicos, con base en una “renovación moral”, que plasmó en su Plan Nacional de Desarrollo 1983-1988.

Y fue su antecesor, Enrique Peña Nieto quien comenzó a construir el Sistema Nacional Anticorrupción, al cual, por cierto, extrañamente no ha tenido la continuidad que debería.

Pero no solo son esta clase de cosas las que nos hacen ver a un presidente enmohecido y distante del contexto nacional, sino la total perdida de la realidad, misma que intenta suplir con fantasías, que sabe el son inauditas e inverosímiles.

A pesar del intento por vender un México inexistente, por fortuna, existen fuentes confiables de información que nos hacen poner los pies sobre la tierra y observar con claridad la devastación provocada por la absurda idea de popularizar la política como acción para corregir el pasado.

El mismo día que el presidente rinde su segundo informe, sale desde San Lázaro, la información contenida en lo que se denomina Indicadores Económicos de Coyuntura, elaborados por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la misma Cámara de Diputados. http://gaceta.diputados.gob.mx/PDF/64/2020/sep/IndEco-20200901.pdf?fbclid=IwAR2Y9ZOujQgP1BzKl7f7kUN6rbdsTx7LCFomcxFFjzwhTi3IjzgXsibfLMk

Así, en 10 páginas de información estadística se puede tener el panorama real del México que no quiere ver y dar a conocer el presidente López Obrador.

Dividido en digamos cuatro capítulos denominados: 1. Resumen Semanal. 2. Situación Económica en México o Actividad Económica o Mercado Laboral o Inflación o Sector Financiero y Monetario o Mercado Petrolero o Sector Externo o Expectativas Económicas o Finanzas Públicas. 3. Panorama Económico Internacional. Y 4. Agenda Económica, se puede apreciar con precisión milimétrica el verdadero rostro de la crisis que atraviesa el país.

La caída abrupta del PIB en -17.05% trimestral perteneciente al II-Trim-20 es el primer bocado de este amargo banquete.

Luego el derrumbe del PIB per capital Real nos enfrenta al comparativo entre 2019 y 2020, con la nada positiva cifra de -19.43% anual durante el II-Trim-20.

El tropiezo del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) que paso de 112.72 puntos según su índice a junio de 2019 a 96.40 puntos del mismo índice a junio de 2020, lo que representa un -16.31 puntos o lo que es igual un -14.47%.

Pero si estas cifras le parecen complicadas, pongamos cuatro ejemplos más sencillos y coloquiales.

López Obrador prometió 2 millones de empleos para este 2020.

En la realidad México registró su peor cifra de empleos perdidos con 555 mil 247 en abril (y sigue a la baja), que sumados al nulo apoyo a la Iniciativa Privada; encargada de generar trabajos, agobia y complica más el escenario.

El tabasqueño prometió bajar el precio de la gasolina y “rescatar” a Pemex.

En la practica la paraestatal es la petrolera con más deudas en el mundo ($107 mil millones de dólares) y acumula pérdidas por más de 606 mil millones de pesos. La gasolina mantiene alza del 5% al 6%.

El fundador e ideólogo de Morena prometió mejorar el sistema de salud y para ello creó el Instituto de Salud del Bienestar (INSABI).

En la realidad, la desaparición del Seguro Popular fue solo un cambio de nombre, provocando un total desabasto en hospitales, 65 mil muertes por Covid y 6.2 millones de pesos pagados a pseudomédicos cubanos que vinieron a pasear.

Por cierto, México es la nación de la OCDE que menos pruebas para detectar Covid – 19 realiza.

Por último y para no aburrirlo, el super presidente prometió bajar el precio de la luz.

En los hechos, con el argumento o pretexto del ajuste inflacionario, la Comisión Federal de Electricidad(CFE) –manejada por un corrupto como Manuel Bartlet- aumentó los precios de la luz, disparándolos en algunas entidades que reportaron de dos y hasta cuatro veces más elevado su pago.

Si estas no son suficientes razones para no creer en nada de lo que el presidente presume informar, pues siga viviendo la opiácea realidad que le venden y construyen, esperando que cuando despierte no le parezca atroz la pesadilla convertida en realidad.

Porque Señor Presidente… acá tenemos otras cifras.

Al tiempo.

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *