La trágica historia de los Tiburones Rojos de Veracruz: perdieron 3 de cada 4 partidos y 30% de su valor

  • En seis años, el equipo ha perdido el 60% de los duelos que ha disputado en la Liga MX.

Ciudad de México.- La franquicia de los Tiburones Rojos del Veracruz perdió seis de cada diez partidos del 2014 el 2019. En consecuencia, acumuló ocho torneos en los que se colocó entre los peores cinco de la Liga MX.

En el Apertura 2019 se caracterizó por ser el equipo que más goles recibió (45) y fue fue el que menos anotó, con 11. Durante el torneo estuvo bajo el mando del entrenador Enrique Meza y, posteriormente, por Enrique López Zarza.

Pero no es el único rubro en el que ocupa los últimos lugares. Fuera de lo deportivo, la organización en tres años se devaluó 30.2%, lo cual se traduce a una pérdida de USD 11.9 millones (231.4 millones de pesos mexicanos).

En el 2016, la revista Forbes reportó que la organización tuvo un valor de USD 39.4 millones (766.4 millones de pesos), mientras que para la reciente edición la valuó en USD 27.5 millones (534.9 millones de pesos). Esto lo ubica en el último sitio respecto a dicho rubro en relación con el resto de los equipo de la Liga MX.

En tanto, la plantilla de los Tiburones es la de menor costo, con USD 13.7 millones (266.4 millones de pesos) según datos de Transfermarkt, es decir, una sexta parte del valor de los jugadores que integran a los Rayados del Monterrey, la cual encabeza el listado.

El jugador más caro que tiene el conjunto es Sebastián Jurado, por USD 1.6 millones (31.1 millones de pesos). El portero veracruzano de 22 años no permanecerá en la escuadra para el siguiente torneo.

La plaza de Veracruz aportó 2.7% de la asistencia total de la Liga MX en el Apertura 2019.

El Estadio Luis “Pirata” Fuente registró una asistencia promedio de 11,587 personas, es decir, que no se ocuparon seis de cada diez butacas disponibles.

Por el rubro de taquilla, el torneo les significó ganancias por 48.6 millones de pesos mexicanos (USD 2.4 millones). Cada partido de local del Apertura 2019 les generó ingresos promedio de 5.4 millones de pesos; el Clausura 2019 de 3.9 millones de pesos (USD 198,900) y el Clausura 2018 de 9.85 millones (USD 502,350).

A pesar de los malos resultados en los dos últimos torneos incrementó 11% la asistencia. Sin importar que pagaron, en promedio, 84 pesos más por asistir a los partidos de local de los Tiburones (USD 4.3).

El precio de las entradas cambió según el rival que enfrentaron. Por ejemplo, durante el Apertura 2019, el boleto para el área de platea se vendió en 900 pesos (USD 46.2), pero en la jornada 18, que enfrentaron al América, la entrada para dicha localidad de ofertó en 1,350 pesos (USD 69.2).

Para asistir a un partido como local de los Tiburones en el torneo de este año, se requirió de 468 pesos (USD 24) en promedio (sin contar la localidad VIP).

Gestión de Fidel Kuri.

El empresario y político Fidel Kuri Grajales se vinculó al fútbol en el 2008 al comprar a los Albinegros de Orizaba, que después convirtió en los Reboceros de La Piedad. Cuando en 2013 este equipó ascendió a primera división, fue trasladado a Veracruz y registrado bajo el nombre de los Tiburones Rojos.

El movimiento se concretó gracias a un acuerdo con el ex gobernador del estado, Javier Duarte. Veracruz no tuvo equipo en primero división durante el quinquenio previo.

En diciembre del 2015, el gobierno local le otorgó de manera gratuita el usufructo de la marca Tiburones Rojos Veracruz, del estadio Luis “Pirata” Fuente y de las instalaciones denominadas Centro de Alto Rendimiento a Promotora Deportiva del Valle de Orizaba (empresa de Fidel Kuri).

La cláusula o condición por parte del gobierno fue que la franquicia permanezca en la primera división del futbol mexicano.

La franquicia se ha visto involucrada en diversos problemas durante la gestión del empresario: dobles contratos, adeudos con jugadores por premios y salarios, fianza para mantenerse en la primera división, una multa de la FIFA y falta de pago por la formación de jugadores. De acuerdo con ESPN, todos estos pasivos sumaron un total de 253.7 millones de pesos.

“En mi contrato de comodato que me dio el gobierno estatal, puse una cláusula en la que indico que no me haría cargo de ninguna deuda generada antes del 2013 y desde el 2014 me han llovido demandas”, declaró Kuri Grajales en un entrevista para Telemundo Deportes.

Al ex diputado le pertenecen nueve registros de la marca Tiburones Rojos Veracruz ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), los cuales permanecerán vigentes hasta 2027, según información de El Economista.

 

Con información de Infobae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *