Detenidos por caso LeBarón son chivos expiatorios, acusan familiares

Ciudad de México.- Héctor Mario ‘N’, Luis Manuel ‘N’ y Cipriano ‘N’ fueron detenidos el domingo en Janos, Chihuahua, por su presunta participación en el ataque a integrantes de la familia LeBarón en Bavispe, Sonora, en el que murieron tres mujeres y seis niños.

Sin embargo, familiares de Mario y Luis, que son hermanos, se manifestaron ayer para exigir su liberación, pues señalaron que son inocentes y que son usados como chivos expiatorios en el caso.

En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, el cuñado de los detenidos explicó que Luis se dedica a cuidar de su papá enfermo y que Mario es ganadero, pero que el domingo un grupo de agentes federales llegaron a su casa y los detuvieron.

«El domingo a las 8 de la mañana llegaron alrededor de unos 200 o 300 agentes de la Marina, fuerza estatal, mucha ley, llegaron ahí, les quebraron un vidrio de la cocina. Manuel les abrió la puerta para que no se asustara el señor, lo tienen en una cama, les quebraron un vidrio y les aventaron un paquete y les dijeron ‘eso es tuyo’. Supuestamente el paquete tenía cristal», afirmó.

El hombre recordó que vecinos le dijeron que Manuel se negó a aceptar que el paquete era suyo, pero que de igual forma se lo llevaron a él y a su hermano, quien fue señalado de ser jefe de plaza de La Línea, brazo armado del cártel de Juárez.

​El cuñado de los detenidos afirmó que son usados como chivos expiatorios en el caso y que ninguno de los dos tiene antecedentes penales, por lo que adelantó que hoy bloquearán los pasos a Nuevo Casas Grandes, a Juárez y a Sonora para exigir su liberación.

Además, dijo que Cipriano, el tercer detenido, es cazador en el municipio y que las armas que le decomisaron estaban en regla.

«En el caso de Cipriano sabemos que le agarraron armas, pero ese señor es cazador y las armas que le agarraron estaban en regla, es un cazador, son armas de cacería, desconozco qué armas eran, pero todo lo tenía en regla», puntualizó.
Agregó que los tres detenidos fueron trasladados a la Ciudad de México, por lo que también pidieron que sean regresados a la entidad para poder apoyarlos, ya que señaló que su familia no tiene los recursos para ir a apoyarlos.

Sebastián Efraín Pineda, alcalde de Janos, dijo que las autoridades federales no le avisaron del operativo que se realizaría en su municipio y que conocía a las tres personas detenidas.

«Realmente corroboro lo que comenta su cuñado, Cipriano pertenece a un grupo de cacería (…) Luis se dedica a cuidar al papá y Mayo se dedica a sus vacas», dijo también en entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula.

Aunque reconoció que no puede garantizar que los detenidos no pertenecen a un grupo criminal, el presidente municipal adelantó que apoyará a sus familiares.

«Yo creo que lo que tenemos que hacer es apoyar a las familias, a ver en qué podemos ayudarles y claro que sí, no estoy de acuerdo con ninguna delincuencia. Si salen culpables, ya recibirán su castigo, pero si son inocentes, lo mínimo sería que los dejaran libres porque no hay ningún antecedente penal», consideró.

El alcalde agregó que las autoridades federales no le avisaron del operativo y que hasta al momento no ha sido notificado oficialmente del mismo, por lo que hizo un llamado a las autoridades a que le den información al respecto.

«Nunca avisaron nada, no dijeron ‘¿saben qué? detuvimos a estas personas en su municipio’, lo mínimo sería que hubieran avisado de esta detención, o por ejemplo, si van a hacer algún operativo, no avisan, lo hacen y ya después avisan, pero hasta ahorita no han dicho nada», lamentó.

 

Con información de Milenio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *