Recesiones ahorcan igual chairos o fifís. Y Veracruz va para allá | El del Sur

Recesiones ahorcan igual chairos o fifís. Y Veracruz va para allá

Figuras y Figurones/Por Francisco Licona.

A nivel nacional se dan a conocer datos fríos que indican una evidente ruta hacia una recesión económica nacional.

Pocos se preocupan y lo avientan al aire pensando que son maneras políticas de desacreditar al gobierno del cambio. La 4T va bien, ‘AMLO tiene otros datos’. Pero no la economía solo tiene un dato, así como una empresa tiene su contabilidad y sus estados financieros, la economía también registra sus números en un Sistema de Cuentas Nacionales. Los datos surgen de una Matriz de Insumo Producto y no hay dos.

Y si hasta la fecha no le ha importado lo que sucede a nivel nacional quizá sí lo que sucede en Veracruz,

Estos son los datos fríos, estadísticos, oficiales que maneja hoy aquí en su columna ‘Economía y Sociedad’ el economista Hilario Barcelata.

Hilario titula su columna ‘Veracruz, se desploma la economía estatal’

Y justifica su lapidario título con los siguientes datos:

El trimestre pasado la economía veracruzana se contrajo -0.1%. Es decir entró al rango negativos, cuando en el mismo trimestre del año anterior fue de 2.2%.

Y, analizado por sectores la economía local se comportó así:

El sector industrial el valor de la producción minera cayó -5.1%, la producción de energías al menos 4.5% y el de la construcción que tradicionalmente es el que mueve las economías regionales en -2.1%

Y el sector comercial y de servicios, tuvo un descenso global del -0.14%

De ello culpe usted a quién guste, pero esa es la realidad de los números. Así que cuide su trabajo, deje de gastar en superfluos y ahorre, tome sus precauciones porque cuando las recesiones inician difíciles son de frenar.

Y la verdad en una recesión no hay quien se escape, sea o comulgue con el partido que sea, le vaya al América o a cualquier otro equipo, sea católico, protestante o lo que guste.

En la recesión si usted vende productos o servicios, cada día venderá menos, hasta que quizá tenga que cerrar por falta de ventas y porque además, los pagos del agua, luz, gas, contador, renta, empleados, el Infonavit, Seguro Social, las comisiones e intereses bancarias, colegiaturas, el costo del transporte, gasolinas, aceites, los impuestos municipales, estatales y federales, esas no bajan. Como tampoco suele disminuir las tasas de crecimiento de la población.

Cuando los negocios o las fábricas están ante esas situaciones buscarán la racionalidad y lo primero a la mano es despedir personal. Los pedidos de insumos necesarios para el negocio escasean y llegan a los mínimos de la semana o el día.

Y así cuando la producción de bienes y servicios cae, cuando se cierran los negocios no hay dónde comprar para satisfacer las necesidades básicas de alimentación y vestido, por lo que ante la escasez los precios suben.

Ha oído hablar de la inflación galopante, pues esta suele presentarse ante circunstancias como las antes descritas.

En los extremos de las recesiones, los consumidores echan mano de lo que tienen para mantener los niveles de consumo, pero da la casualidad que su casa, departamento, terrenito, autos no se venden tan fácilmente porque no hay liquidez, y qué es lo que pasa, se malvenden con tal de tener algo con qué comprar lo necesario.

Así que ya ve, en todo lo que le he narrado, para nada intervienen los Partidos y los políticos, son momentos en que los ciudadanos se las tendrán que ver solos. Los políticos y partidos ya hicieron sus travesuras y empujaron al economía hasta estas situaciones.

Por ello es importante, que antes de ver la política por el lado sentimental se vea en el estricto sentido de la racionalidad, de la conveniencia ciudadana, si los políticos no sirven, si no son eficientes hay que ponerlos en su lugar a tiempo, antes de que lleguen las recesiones.

¿Por qué las economías no crecen? Si cada año en los Congresos se autorizan altísimos presupuestos. En Veracruz, por ejemplo, este año se le autorizaron al poder ejecutivo más de 130 mil millones de pesos.

Y se le autorizaron para ser invertidos no para guardarlos. El gasto público es una de las políticas económicas más importantes para evitar las recesiones, cuando se gasta bien y legalmente, reactivan la economía.

Pero si en lugar de que la economía veracruzana y del país mantengan sus ritmos de crecimiento, y en su lugar tienden al estancamiento y a la recesión.

Es que alguien falló. No hay vuelta de hoja. Se lo dejo de tarea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *