Verano caliente: ¿cómo mantener en buen estado el auto? | El del Sur

Verano caliente: ¿cómo mantener en buen estado el auto?

Autora: Débora Brizuela.

Si no les prestamos atención, algunas piezas pueden sobrecalentarse y provocar daños a partes importantes del auto.
Ya es verano en México y, aunque las temperaturas no son tan variables durante el año, en estas épocas las altas temperaturas superan ampliamente los 30 grados. Entre tantos asuntos que nos mantienen ocupados, muchas veces olvidamos darle los cuidados necesarios al auto propio. En este artículo te ofrecemos algunos consejos prácticos para que puedas usar tu carro con la tranquilidad de que estará cuidado ante las altas temperaturas.

¿Cómo mantener en buen estado el auto? Estamos en una de las estaciones más intensas del año, y las diferentes piezas del carro generan mayor calor que lo normal. Si no les prestamos atención, algunas piezas pueden sobrecalentarse y provocar daños a partes importantes del auto, como el motor o el sistema de refrigeración. Con pequeños detalles y cuidados, será muy fácil mantener tu auto en perfectas condiciones.

El motor es como el corazón de nuestro carro. Si no vigilamos su estado, puede empezar a fallar. Ahora que estamos en verano, la refrigeración del motor es uno de los aspectos más importantes a revisar: el circuito de refrigeración no debe tener fugas y debe estar totalmente limpio de cualquier tipo de residuo. Si aplicamos esas sencillas medidas, se pueden prevenir daños al motor.

Junto con el motor, el aire acondicionado es otro de los elementos fundamentales para el buen funcionamiento y rendimiento de un carro. Es como el sistema circulatorio del auto, ya que lleva aire frío a diferentes piezas para que estas no se recalienten. Aunque tiene una vida útil, sabiendo cómo cuidarlo, se puede optimizar al máximo su rendimiento. Para mantenerlo en buen estado, es muy importante mantener limpias las obstrucciones del aire acondicionado, ya que se suelen acumular residuos como polvo o pequeños insectos, evitando el flujo normal de aire. También debemos revisar que el agua o el líquido refrigerante estén en el nivel correcto para su funcionamiento, evitando un esfuerzo extra del motor.

Para saber cómo mantener en buen estado el auto, no debemos descuidar los neumáticos, ya que estos sufren el calor del pavimento, que alcanza temperaturas mucho mayores a la del ambiente. Lo fundamental es controlar que los neumáticos mantengan una buena presión de aire y que estén equilibrados. Así, el desgaste será parejo y la fricción con el suelo no presentará sobresaltos.

¿Y por fuera?

Así como se aconseja mantener en perfecto estado las piezas del carro, no debemos olvidar protegerlo por fuera. La carrocería es como la piel de nuestro auto, y debemos cuidarla de los daños del sol de verano. En principio, se debe mantener bien limpio, lavándolo con cierta frecuencia en esta época, al menos una vez a la semana. Una buena alternativa es utilizar productos que ayuden a proteger la pintura exterior, como por ejemplo alguna cera con protección de rayos UV, al menos una vez al mes. Así, no sólo será más fácil la limpieza y más difícil que se pegue la suciedad, sino que la carrocería se mantendrá en excelentes condiciones ante el impacto del sol.

Las gomas de los limpiaparabrisas también suelen sufrir daños con el calor, ya que, si no se encuentran bien lubricadas, se pueden resecar y resquebrajar. Si el parabrisas se mantiene limpio, evitaremos que la goma se dañe con el roce.

En lo posible, procura estacionar siempre en un lugar techado o a la sombra, evitando así las estancias prolongadas del auto bajo el sol. De este modo, evitarás que la pintura de la carrocería se dañe, y los ocupantes del coche no sufrirán el golpe de calor al subir al auto. Una buena idea es llevar siempre una lona para cubrir el auto si queda al rayo del sol.

Finalmente, pero no menos importante, debes contar con una buena cobertura de seguros. Esto es fundamental, no sólo para proteger al auto ante cualquier eventualidad o daño, sino para cuidar a quienes viajen en él y/o a terceras personas.

Con estos simples cuidados, tendrás un auto en perfecto estado y con mayor vida útil, a pesar de las altas temperaturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *