La Disneylandia de Cuitláhuac

Dead Line/Por Víctor Hugo Arteaga.

Han pasado 115 días desde que Cuitláhuac García Jiménez tomó posesión como Gobernador Constitucional de Veracruz, una de las otrora más poderosas economía del país, la tercera de ellas para ser exactos, fuera de la capital del país y el Estado de México.

El remedo de gobierno que encabeza Cuitláhuac García me recuerda esa frase de que “El Gobernador vive en Disneylandia”, pues literal cree que su equipo de trabajo y gabinete cuentan con el agrado de sus gobernados.

Nada más falso para el “iluso” Gobernador de Veracruz, a quien su secretario Eric Cisneros “lo empina” cada vez que puede, exhibiéndolo ante la opinión pública y peor aún, ante la opinión publicada.

Caray, con apenas tres meses de gobierno los veracruzanos ya “extrañan” a Yunes Linares, que al menos tenía muchos egss (o sea huevos) para medirse contra la delincuencia organizada, fuera porque los conociera y los controlaba, o porque de plano enfrentaba a los grupos contrarios.

Buena, la idea es que Yunes con todo lo que puedan decir de él, al menos tenía experiencia en la gobernanza.

Los veracruzanos, por más increíble que parezca, extrañan sin duda a Javier Duarte de Ochoa, cuyos operadores financieros al menos no pedían el 30% de moches, como lo hacen desde la Sefiplan los parientes incómodos del Gobernador, léase Eleazar Guerrero Pérez.

La Transformación de Cuarta en Veracruz no marcha nada bien en un estado tan hermoso como lleno de oportunidades. Los empresarios siguen sufriendo por cobrar servicios prestados desde hace ocho años.

Las mujeres mueren a ramilletes cada día en el Veracruz del famoso “Cuit”, como le dicen sus allegados a este hombre, quien entre querer y no poder avanza día a día, esperando el regreso soñado de su caballero de armadura desde la Federación.

Y sí, Andrés Manuel López Obrador tiene que invertir mínimo tres días cada mes en #sóloveracruzesbello para poder mantener la gobernabilidad que García Jiménez y su equipo de inútiles secretarios de despacho se esfuerzan, con mención honorífica, en echar a perder los otros 27 días.

Mujeres asesinadas que ponen a Veracruz a la punta de la lista de los feminicidios, grupos delincuenciales que le tienen bien tomada la medida a los equipos de seguridad en cada rincón del estado, son los dos rubros más preocupantes en esta administración.

Caray, lo más triste es que le faltan cinco años, ocho meses y 25 días para que este hombre deje la gubernatura.

Falta una eternidad para soportar más violencia, más corrupción, más deshonestidad, más inseguridad, más desempleo y más violencia.

Quienes pensamos que Cuitláhuac es un buen hombre, con deseos sinceros y legítimos de ejecutar cambios radicales en Veracruz nos hemos arrepentido y nos hemos equivocado,

No puede ser un buen hombre quien toma al Gobierno de Veracruz como una Agencia de Empleo y coloca al menos a su sinfín de parientes de su primer círculo cercano en puestos claves en su administración.

No puede ser un buen hombre quien a sabiendas de que su secretario de gobierno es un hombre sin capacidad de operación política y de negociación, permite que siga en el puesto para tener a Veracruz en una ingobernabilidad completa y absoluta.

No puede ser un buen hombre quien consciente de que su líder del Congreso se roba la lana y las prerrogativas de los Diputados, autoriza, solapa y es cómplice de la desaparición de al menos 12 millones de pesos en el primer periodo ordinario de sesiones.

Si no me cree pregunte a su Comisión de Administración del Congreso Señor Gobernador!!! O recuerde alguna comida en Casa Veracruz con alguna Diputada local que le informó sobre esa situación. Si Usted no sabe de eso, su servidor sí!

No, no puede ser un buen hombre, quien a sabiendas de que está en sus manos asumirse como el Gobernador del Estado y tomar acciones para solucionar tantos problemas, se deja mangonear por Rocío Nahle desde la Federación, para que los negocios personales se sigan haciendo en Coatzacoalcos.

Tampoco puede ser un buen hombre quien tras una violenta balacera y ejecuciones en el sur de la entidad le hace caso al “baboso” de su secretario de gobierno, para irse a cenar unos “perros calientes” al mismo lugar donde horas antes murieron y fueron balaceados miembros de la Fuerza Civil y de la Seguridad Pública local.

Y mucho menos puede ser un buen hombre, quien sabiendo que tiene un secretario de seguridad pública denunciado en otro estado por actos de corrupción, permite que éste se encargue de dirigir las acciones contra el delito del secuestro, mismo que casualmente desde que éste llegó a Veracruz, se ha incrementado hasta en un 40 por ciento, según datos federales.

Sí, Cuitláhuac García sin lugar a duda vive en Disneylandia, al lado de “Dumbo”, del “Ratón Miguelito”, de “Campanita”, del “Capitán Garfio”, de “Tribilín” y de uno que otro viejo buey….

Señor Gobernador, si no puede o no sabe se vale aceptarlo! Se vale pedir ayuda, porque para eso los veracruzanos le dieron la autoridad. No se deje mangonear más y actívese, porque por si no se ha dado cuenta, va que vuela para ser el peor gobernador en la historia de Veracruz, sí, por incluso encima de Duarte de Ochoa.

Y aunque Usted sea un “buen hombre”, cosa que empezamos a dudar ya, es tiempo de que se asuma como lo que es y empiece a trabajar en serio por sus gobernados o su 4T famosa, va seguir siendo una Transformación de Cuarta!

2 thoughts on “La Disneylandia de Cuitláhuac

  1. Lamentablemente es la pura realidad….lástima de »sólo Veracruz es bello» en Xalapa la gente anda atemorizada.
    Pobre estado tan lejos de la justicia y tan cerca de la incompetencia política…

  2. Es tan mala la nota, su redacción y la mala sátira, que no pude terminar de leerlo, aún así debo aceptar que lo dicho aquí es cierto, en Veracruz se observa cada día más la falta de gobierno

Responder a Alberto Román García López Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *