Le mienten a Cuitláhuac en el IVEA

Política al Día/Por Atticuss Licona.

La Cuarta Transformación libra una dura batalla intentando justificar la situación actual como resultado de los errores del pasado.

Si algo sale mal, la solución parece fácil: echarle la culpa al anterior. ¿No camina la administración? El anterior tiene la culpa. ¿No hay dinero? Se lo robaron todo. ¿La inseguridad no baja? Los anteriores así lo dejaron. ¿Se nos incendia el bosque? Seguro Duarte, Fidel, Yunes y todos los demás, tuvieron la culpa.

Desafortunadamente en esta guerra de declaraciones se están llevando entre las patas al esforzado gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien se nota que trae buenas intenciones pero no puede hacer gran cosa si sus subalternos le mienten.

Según el góber (tal como quedó establecido en el comunicado 0101 de fecha 22 de enero del presente año) “Se detectaron 250 “aviadores” en el IVEA… 250 empleados que recibían un sueldo sin trabajar, lo que condujo al fracaso los resultados de la administración pasada”.

Lo anterior lo dijo sin matices, fue directo, duro y a la cabeza contra la corrupción. ¡Faltaba menos! Ni modo de seguir solapando en ese importante instituto a los traidores chupasangre de Yunes Linares. Era completamente claro que se tenían que ir, que había que fincarles responsabilidades y que devolvieran lo robado. A todas luces era un robo, pues como aseguró Cuitláhuac, “El IVEA fue utilizado para acomodar operadores políticos y “aviadores””.

Hasta ahí todo iba muy bien. El góber se llevaba la estrellita en la frente por sacar a las lacras del gobierno anterior… pero… desafortunadamente hay un “pero”.

El Director General del IVEA, el Mtro. Héctor Leonel Amezcua Cardiel, le mintió al Gobernador y lo hizo mentir deliberadamente. En el IVEA no está comprobado que hubiera “operadores políticos”, no había lacras, no había fantasmas, ni tampoco había “aviadores”. Sin ningún recato Amezcua Cardiel le llevó la información sesgada al Secretario Zenyazen Escobar y éste, cándidamente cayó en el embuste.

Y es que en el oficio SA/0191/2019 signado por el Lic. Andrés Hernández Cancela, Subdirector Administrativo del IVEA (del cual mantengo copia), se explica claramente la situación de esos supuestos “aviadores” y queda constancia documental de que, cuando menos en el IVEA, no los consideran así.

En el IVEA hay administrativos perfectamente identificados, y además se lleva el “Programa Educación para Adultos”, que opera con la incorporación de figuras solidarias. A estas figuras solidarias son a las que se refirió Cuitláhuac como “aviadores” y a ellos se les paga una “gratificación” a través del Patronato de Fomento Educativo del Estado de Veracruz A.C.

Para empezar no eran 250 -pero caray, suena más bonito redondear, ¿verdad?-, eran 216 las trabajadores solidarios que fueron señalados, con el único sustento de que al momento de hacer la entrega-recepción el 1 de diciembre, estos no se habían presentado a cobrar su sueldo de octubre y noviembre. La misma dependencia establece textual que lo anterior es una “situación que presume una alerta”, pero no establece que son “aviadores”.

Es más, para finales de febrero lo único que se ha realizado al respecto es una “investigación interna en las diferentes áreas, para determinar las causas por las que no se presentaron a cobrar dichas personas, por lo que se están realizando las diligencias internas necesarias para aclarar dicha situación”.

Es la fecha, casi dos meses después de que Amezcua Cardiel empinara al gobernador y lo dejara señalar sin sustento, de que aún no se sabe si eran “aviadores”, “operadores políticos”, una simple “alerta”, algún retraso informativo, falta de cuadre de la nómina de gratificación con el Patronato o alguna otra razón de las múltiples que puede haber.

Con ese cuento dejaron sin trabajo a más de 200 empleados solidarios que apenas sacaban para el diario con una “gratificación”, y encima de eso se les señaló como “aviadores”.

En total se causó un perjuicio al IVEA o a los señalados por un total de $876,160.00, mismos que no se sabe a dónde fueron a parar.

Desafortunadamente le metieron un tremendo gol a Cuitláhuac y lo dejaron pisar en falso, pues si al final de las sesudas investigaciones del IVEA al final sí resultan eran operadores políticos, la verdad es que al momento en que el góber hizo la declaración no había forma de que lo supieran.

En la guerra mediática parece que todo vale, y están aplicando la máxima de la Revolución “primero fusilas y después virigüas”.

¡Caray! Con esos amigos como Amezcua Cardiel, Director del IVEA, ¿Para qué quiere enemigos Cuitláhuac?

@AtticussLicona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *