Con nuevo código de conducta, alcalde de Coatza quería controlar redes y declaraciones de ediles

Coatzacoalcos, Ver.- Ocho regidores rechazaron las propuestas correspondientes a los códigos de ética y conducta para servidores públicos del ayuntamiento que propuso el alcalde Víctor Carranza Rosaldo, pues dejaron entrever que ambos documentos funcionarían como una “ley mordaza” cuyo control llegaría hasta sus redes sociales.

Durante la primera sesión extraordinaria del año, los ediles de oposición, así como del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), señalaron que no había fundamentos legales ni respeto a la equidad de género para la entrada en vigor de la normativa, en cuya elaboración participó el contralor José Luis Ovando Murillo.

“En este código de conducta casi casi nos están diciendo que no tenemos derecho a manifestar, expresar o informar porque estamos cayendo en una falta grave; se nos está coartando la libertad de expresión”, expresó el regidor Martín Juvenal Patiño.

Por su parte, la regidora Adriana Herrera Martínez coincidió con el panista y alertó que los códigos restringirían a los funcionarios en el uso de sus redes sociales.

“Nos da a entender que ni siquiera en nuestras propias redes sociales podemos tener opinión personal, hay que modificar muchas cosas en el código de conducta, lo mismo que en el comité que no tiene equidad de género, hablamos de 10 hombres cuando nos queremos regir por la equidad de género y no se ve reflejado”, manifestó.

La edil priista, Keren Prot Vázquez expuso su preocupación debido a que con estos códigos los ediles prácticamente tendrían que pedir permiso antes de hacer una declaración pública.

“Dice que a fin de que el municipio se exprese con una voz clara y uniforme las y los servidores públicos deberán abstenerse de hacer declaraciones públicas en nombre del municipio a menos que cuenten autorización expresa para ello”, manifestó.

La regidora Lenis Pauling Aparicio lamentó que esta situación y dijo que la propuesta es de risa.
“Este código no puede pasar porque está fuera de la ley tanto en declaraciones públicas de que no podemos hacer declaraciones a la prensa sino somos representantes autorizados como el uso apropiado de Facebook, que no debemos andar publicando en nuestras cuentas privadas, ahora resulta que tengo que dar de baja mi página.

No podemos permitir ni de chiste estar proponiendo estas cosas, hay que ir a la ley, asesorarnos bien porque el día de mañana si eso pasa me van a decir hasta cómo me tengo que vestir”, refirió.
La síndica Yazmín Martínez Irigoyen advirtió que el código y el comité de ética están por encima de las leyes vigentes.

En tanto, la regidora independiente Adriana Herrera reveló que las propuestas fueron circuladas de un día para otro, pese a que hay otras iniciativas de reglamentos que llevan paradas más tiempo, entre ellas el bando de policía y buen gobierno que regula la Policía Municipal.

Incluso, el regidor de Morena Ángel Estrada Bernal expuso que si bien las iniciativas fueron elaboradas por la Contraloría no aparece la firma del funcionario.

Sin embargo, su compañero de partido Francisco Zamudio Martínez reconoció que la elaboración de los códigos inició el año pasado, pero no hubo el análisis correspondiente.

Tanto los códigos de ética y de conducta, así como el comité de integridad fueron rechazados, de tal suerte que su aprobación fue suspendida hasta nuevo aviso.

El alcalde Víctor Carranza no hizo comentarios durante el debate en la sala de Cabildo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *