Rafael Fararoni, el que perdió

Desde el Parque.

“Haiga sido como haiga sido” el candidato de la Coalición “Por Veracruz al Frente” debió de asistir al primer debate de candidatos a diputados federales del distrito XIX.
Después del debate radiofónico organizado por “La Primerísima 92.7” propiedad del empresario Mario Malpica Valverde, quedó muy claro que más que propuestas, los candidatos a la diputación federal por el distrito XIX con cabecera en San Andrés Tuxtla traían ganas de evidenciarse unos con otros.
Vaya, como suele pasar en esto, parecía una romería.
Los radioescuchas quienes estuvieron atentos a este ejercicio democrático lograron percibir -por ejemplo-, que el abanderado del Partido Verde Ecologista de México Manuel Rosendo Pelayo quedó notablemente evidenciado por la candidata del PRI Dibanhi Díaz de la Cerda, dama quién sorprendentemente logró sacarlo de su zona de confort.
Dibanhi, aprovechó este espacio para señalarle a Rosendo todos los actos de corrupción de los que se le acusa durante su gestión como Presidente Municipal y de paso se “curó en salud”, pues dígase lo que se diga, la priista no tiene ningún señalamiento que se le conozca.
Sin embargo, aunque Dibanhi Díaz intentó defenderse, la realidad es que también manifestó su falta de práctica, y fue muy notoria la lectura de alguna de sus propuestas, acciones que le criticaron en redes sociales.
Pero de que logró poner en “jaque” a Rosendo lo logró. Y más, cuando utilizó unas imágenes de “Chendo Mentiras” con el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa.
Otra que también leyó (y muy mal) fue precisamente la aspirante por el Movimiento de Regeneración Nacional Paola Tenorio Adame, aspirante que al igual que el candidato a Gobernador Cuitláhuac García, denotan y transpiran su falta de preparación, y solo se cuelgan del arrastre que pudiera traer Andrés Manuel López Obrador.
Con toda la oportunidad para hacerlo Paola Tenorio nunca brilló, ni tampoco lo logrará. La neta.
Por otra parte a quién se le extrañó y que se le pudiera considerar como el perdedor de este debate, fue el ausente Rafael Fararoni Mortera.
Sin duda.
“Haiga sido como haiga sido” el abanderado del PAN-PRD y Movimiento Ciudadano estaba obligado a asistir, aun y cuando Mario Malpica lo hubiera pretendido evidenciar, puesto que quién aspira a ser diputado no puede eludir el encuentro de opiniones, ya que precisamente en la Cámara Baja se va a debatir y a defender propuestas.
Es cierto, es muy conocido el “pique” que existe entre Malpica y Rafael Fararoni.
Es más, hasta tal vez no pudieron existir “condiciones” (como lo justificó) ya que precisamente Mario Malpica había solicitado la candidatura azul y amarillo para su hijo Eduardo Malpica Patrón.
No obstante, así como en la radiodifusora propiedad del candidato se pondera también el ejercicio democrático y se les da espacio a todas las corrientes ideológicas, así también Rafael Fararoni pudo exigir un trato equitativo y no eludir una importantísima oportunidad para consolidar una tendencia electiva, y ahora a ver si se atreve a asistir a otro encuentro de este tipo.
Y es que en honor a la verdad el que es perico, donde quiera es verde, y Fararoni de manera urgente tiene que adecuar sus líneas discursivas, ya que aun con el arrastre que pudieran tener los alcaldes aliados y la estructura del PAN-PRD, es la misma ciudadanía la que al final decidirá este primero de julio, y así como la fachada de empresario vende, también la preparación y más aún cuando los de MORENA es de lo que principalmente carecen.
Caray si la priista Dibanhi Díaz logró ridiculizar a Manuel Rosendo, ¿Qué no le pudiera hacer en este tipo de ejercicio el aspirante azul y amarillo?
Esperemos a ver si para la otra le entra Fallo o no.
Aquí creemos que sí, de lo contrario sería otro enorme traspié.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *