Antes de ser candidato al Senado por MORENA, Napoleón Gómez debe responder por desaparición de 55 millones de dólares

  • Para que Napoleón Gómez Urrutia pueda ser designado Senador de la República, primero tiene que responder por la desaparición de 55 millones de dólares del fondo de los trabajadores mineros, dijo el secretario general del Sindicato Nacional Minero “Frente”.

Ciudad de México.- Para que Napoleón Gómez Urrutia pueda ser designado Senador de la República, primero tiene que responder por la desaparición de 55 millones de dólares del fondo de los trabajadores mineros, “desde hace 12 años los trabajadores queremos saber a dónde fueron a parar esos recursos”, dijo Carlos Pavón Campos, secretario general del Sindicato Nacional Minero “Frente”.

Pavón Campos, quien rompió con la estructura sindical de Gómez Urrutia, aseguró en entrevista que los trabajadores saben que “Napillo, no sólo es un saqueador del Sindicato, también es un traidor con los trabajadores; y abandonó a su suerte a quienes estuvieron en la tragedia de Pasta de Conchos, desapreció millonadas de dinero del sindicato y huyó al extranjero”.

Por lo que, es imposible que un candidato a la presidencia, “que se dice va a terminar con la corrupción, ahora pretenda traer como Senador a Napillo. Por eso impulsaremos una campaña en contra de quien dice atacar la corrupción y por otro lado le da fuero a quien saqueó el sindicato minero”.

La candidatura al Senado por la vía plurinominal de Gómez Urrutia por parte de Morena, es una mala noticia no solo para los mineros, sino para México, aseguró el líder sindical.

El dirigente de los mineros sostuvo que Napoleón Gómez Urrutia es un traidor, además de que no aportará grandes cosas al trabajo legislativo. Enfatizó que los mineros defenderán sus fuentes de trabajo. “Él no representa ni una cuarta parte de los trabajadores mineros del país. (…) Hay muchos que demandaron (…) Si López Obrador tiene la certeza, ¿por qué no hacer una auditoria? (…) si cree que tendrá mucho apoyo con Napoleón…creo que será en contra”, enfatizó.

 

El Economista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *