Cobrará cada senador bono de 2.4 millones de pesos

  • Prestación exclusiva de legisladores y burócratas de alto nivel; senadores se repartirán $316 millones de ‘bono de marcha’.

Ciudad de México.- Al despedirse del Senado, los 128 legisladores cobrarán una especie de “bono del adiós”, conformado por una bolsa de 316 millones de pesos, y por el cual ni siquiera pagarán impuestos.

Cada senador recibirá 2.4 millones de pesos por concepto de Seguro de Separación Individualizado, una prestación que sólo tienen legisladores y burócratas de alto nivel en el Gobierno federal.

Del monto que recibirán los legisladores, 1.2 millones de pesos, equivalentes al 50%, fueron aportados por cada uno de ellos con cargo a su dieta bruta mensual, que asciende a 171 mil 443 pesos.

La otra mitad, 1.2 millones de pesos más, es cubierta con dinero público, gestionado cada año en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El Manual de Percepciones establece que para concretar esta prestación, los legisladores podrán ahorrar hasta un 10% de su salario, y la Cámara alta deberá cubrir un monto similar.

Además de financiar el “bono de marcha”, equivalente a 30 mil salarios mínimos, los ciudadanos también habrán pagado a los senadores 78.3 millones de pesos por concepto de impuesto sobre la renta (ISR), debido a que ese concepto no es cubierto por los legisladores.

“(El seguro) es un beneficio colateral del seguro de vida institucional y se constituye con aportaciones voluntarias del 10% de la dieta por parte de los senadores y por un tanto igual del Órgano Legislativo, incluyendo el ISR correspondiente”.

Se van de puente

A sólo siete sesiones de concluir el periodo ordinario y con otro puente vacacional en puerta, el Senado acumula 65 nombramientos pendientes en su agenda.

Pese al rezago, los 128 integrantes de la Cámara alta tomarán un descanso entre el 17 y 21 de noviembre, con motivo del Aniversario de la Revolución. El Senado no ha sido capaz de procesar 32 propuestas para magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, 8 del Tribunal Agrario, 18 del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, uno de sala especializada, dos fiscales especializados, el titular de la PGR, el Gobernador del Banco de México y tres consejeros de la CNDH. Además, a pesar de tener un acuerdo entre cuatro de las cinco fuerzas políticas representadas en la Cámara alta, los legisladores no han logrado poner en marcha el proceso para designar al nuevo Fiscal Especializado en la Atención de Delitos Electorales.

Tras meses de señalamientos y exigencias de la sociedad civil, los legisladores no lograron aprobar una reforma integral que garantizara una Fiscalía General autónoma, independiente y eficaz.

A la lista de pendientes del Senado se suma la elección de tres vacantes del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

También faltan los nombramientos de 18 aspirantes a magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa especializados en combate a la corrupción.

Otro pendiente del Senado es la elección de 18 nuevos magistrados electorales, con sede en 15 de las 30 entidades federativas que tendrán comicios el próximo año.

Banxico, pendiente

En este mes, el Senado recibirá la propuesta del Presidente para designar al nuevo Gobernador del Banco de México, ante la anunciada salida de Agustín Carstens.

Entre los nombres que se han manejado entre los senadores está el del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien también es mencionado como el principal presidenciable del PRI para el 2018.

Los legisladores han llegado a comentar, incluso, la posibilidad de que el senador del PAN, ex secretario de Hacienda y presidente del Senado, Ernesto Cordero, sea propuesto para el cargo.

 

Reforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *