Hits
jueves 9 de noviembre del 2017
Información de Veracruz

Damnificados esperaban solución de autoridades tras sismo y funcionario llega ebrio a reunión

  • El comisionado para la reconstrucción, Ricardo Becerra, dijo que otros vecinos le “había ofrecido un mezcal”.

Ciudad de México.- Vecinos del edificio ubicado en Zapata 252, que resultó afectado por el sismo del 19 de septiembre, recriminaron que Ricardo Becerra, comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad, acudió en estado de ebriedad a una reunión con ellos.

Aseguraron que Ricardo Becerra confundió los dictámenes del inmueble donde ellos habitan con el de la calle Saratoga, por lo que dijo que tendría que ser demolido.

“Traía aliento alcohólico y sus errores, de entrada, magnifican toda la historia”, aseguró una de las afectadas.

Asimismo, la damnificada explicó: “Todos los dictámenes que tenemos es de reestructuración y él vino y sin tacto dice, así de entrada, sin suavizar la historia, vino así de: “este edificio está programado para demolición”.

Ante dicha inconformidad Ricardo aclaró que se trataba de una confusión por lo que rectificó y ofreció reuniones semanales para dar seguimiento a dicho inmueble.

Finalmente antes de retirarse del lugar el funcionario reconoció que había tomado un mezcal que le ofrecieron en Tláhuac.

“Ah, sí. Es que vengo de Tláhuac, pues los vecinos me ofrecieron un mezcal, pero bueno, ya… ni modo, ni modo, ni modo”, expresó.

“Si quieren volvemos, ya sin el mezcal que me dieron en Tláhuac en la siguiente semana a la misma hora”, señala Becerra en otro video.

En un tercer video se observa cómo una persona le pide que se presente ante los vecinos en condiciones.

“Le pido por favor que cuando venga, venga en condiciones porque sí apesta a alcohol y la verdad es que ya estuvo”, dice un presente en el encuentro a Becerra.

En su cuenta de Twitter, el comisionado -nombrado por el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera el 26 de octubre, hizo referencia al encuentro el cual definió como un diálogo duro y exigente.

“Diálogo duro, exigente, en Zapata 252. Los vecinos preocupados por sus pertenencias y por recuperar la casa en un edificio calificado como de alto riesgo”, escribió.

Responder