Hits
Miércoles 19 de Abril del 2017
Información de Veracruz

Salinas; tejedor de la impunidad

Filias y Fobias… del Poder/Por Miguel Ángel Rueda Ruiz.

Javier Duarte de Ochoa y Miguel Angel Yunes Linares comparten en su historia política un vínculo común llamado Carlos Salinas de Gortari. Ambos convivieron con él. Abrevaron del Poder Hegemónico. Se cobijaron bajo ese árbol.
Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador tienen el mismo vínculo. el Poder Hegemónico creado y criado por el ex mandatario presidencial más poderoso en los recientes treinta años.

Los defectos del colectivo mexicano son el crisol de esta hegemonía que en el año 2000 permitió la alternancia en Los Pinos, en 2012 colocó a Enrique Peña Nieto y que ahora arma estrategias para acompañar al mismísimo Andrés Manuel López Obrador hacia ese destino.

El discurso, las visitas a Estados Unidos, los vínculos empresariales, la apertura a disidentes de los “partidos viejos” forman parte de la estratagema salinista que lleva al tabasqueño a arañar por tercera ocasión la Banda Presidencial. Versiones sólidas sostienen que junto a AMLO hay estrategas salinistas que desbrozan el camino. Y están conscientes que el único riesgo para el señor López es el mismo señor López.

La corta memoria pública. La opacidad en el manejo del erario público. La discrecionalidad en las investigaciones ministeriales y sentencia de jueces. La forma personal y patrimonialista de ejercer los cargos públicos. El laxo sistema de partidos que permiten transitar, absorber, desbaratar y volver a fundar otro. Esos son algunos síntomas del colectivo político mexicano.

En una palabra, impunidad. Ese territorio donde la “clase política mexicana” se despliega a sus anchas y permite que subsistan miles de crímenes sin castigo. Miles de millones de pesos del presupuesto público en fortunas personales y familiares. Expedientes de políticos multimillonarios archivados. Cotos de poder público convertidos en pequeños principados y ducados.

El árbol que los cobija es la Hegemonía mexicana articulada por Carlos Salinas de Gortari y sus socios.
Javier Duarte y los sesenta mil millones de pesos desviados del presupuesto público veracruzano es muestra fehaciente de que la estructura hegemónica opera y protege.

Sólo un redentor en esta Pascua Electoral tiene el poder omnímodo de prometer que el Día del Juicio Final para los tránsfugas, cleptócratas y asesinos llegará el 4 de junio próximo. Otros ya lo ofrecieron. Al fin y al cabo la memoria colectiva es muy corta.

Responder