Exdirector de Seguridad en Hueyapan aparece asesinado, era uno de los prófugos del caso Gregorio Jiménez

El ex director de Seguridad Pública de Hueyapan de Ocampo, Sergio Cervando Montalvo López involucrado en el asesinato de Gregorio Jiménez, apareció ejecutado en centro de Veracruz./ Foto Plumas Libres

Yanga, Ver.- Uno de los prófugos por el caso Gregorio Jiménez de la Cruz -periodista asesinado hace un año en Coatzacoalcos- fue encontrado sin vida en el poblado San José del Corral, localidad de Yanga.

Se trata del ex elemento del Ejército Mexicano, ex director de Seguridad Pública de Hueyapan de Ocampo, Sergio Cervando Montalvo López, de 31 años de edad.

Sobre esta persona pesaban señalamientos por el asesinato del periodista, ya que presuntamente era un miembro de la delincuencia organizada en el sur de Veracruz, operaba secuestros, tráfico de migrantes y cobro de cuotas a negocios de venta de alcohol.

Montalvo López era yerno de la autoridad intelectual del homicidio, Teresa de Jesús Hernández Cruz, quien está presa en Coatzacoalcos junto a cinco personas más, los autores materiales que habrían cobrado alrededor de 3 mil pesos por el trabajo.

Montalvo López sostenía una relación sentimental con una hija de Teresa, Citlali Rocío Sáenz Hernández, quien en las investigaciones es mencionada por haber amenazado al periodista por las diferencias vecinales que sostenían.

En esas investigaciones también trascendió que Montalvo López era quien presuntamente protegía a su suegra y el que le daba valor para cometer toda clase de delitos desde su cantina, El Palmar.

El Palmar, de hecho, sigue abierto, operando con toda normalidad, aunque a la señora Teresa se le está vinculando con la delincuencia organizada.

En las pesquisas ha saludo a relucir que Teresa de Jesús Hernández operaba en ese bar una red de tráfico de indocumentados y además, ponía a fichar a las mujeres migrantes a las que ofrecía trabajo y ayuda para llegar a la frontera norte del país.

Hasta el momento la Procuraduría Veracruzana no ha emitido ningún comunicado oficial al respecto por la muerte de esta persona, quien fue asesinado a golpes, y abandonado en el monte.

En el trienio pasado, siendo alcalde Gaspar Gómez, la víctima era director de la policía municipal. Esos poblados lo recuerdan por su crueldad y numerosas quejas ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos por abusos de su personal.

Antes de acabar el trienio, esta persona dejó ese cargo, y presuntamente ingresó a las filas de un cartel de la delincuencia organizada, aunque no se conoce cuál, y operaba en varios municipios del sur de Veracruz.

Con información de Plumas Libres

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *